No se trata de ver si los técnicos o la gente de producto tienen razón y ver quién se sale con la suya. El asunto no es conseguir que los managers “pasen por el aro” de lo que queremos hacer ni utilizar subterfugios para que salga adelante sin que lo entiendan del todo y no nos molesten. No deberíamos tener como objetivo salirnos con la nuestra.

No quiero que parezca que cambiamos y mejoramos todos. Quiero que la mejora sea real y duradera. Y eso sólo pasa de verdad si se hace colaborando.

Creo en el camino del diálogo pacífico, con mucho esfuerzo pedagógico, con transparencia anque duela o recibamos algún palo. Es mucho más largo, tedioso, lento y a veces frustrante pero es más natural y creo yo que también sostenible.

Porque desaprender es un proceso lento. Conseguir que la gente interiorice las cosas no es lo mismo que explicárselas. Yo soy el primero que a veces se desespera con alguna actitud o con volver a explicar un concepto por vigesimosexta vez, pero hay que respirar y tener empatía. No todo el mundo tiene el foco en lo mismo que nosotros y se espera como Scrum Masters que hagamos lo necesario para ir introduciendo conceptos y mejoras de manera continua.

El esfuerzo, en mi opinión, merece la pena. Yo he visto gente defender ahora el proceso que nunca me habría imaginado al principio. He escuchado a algún manager que no pensaba que lo hicese, hacer algunas reflexiones muy interesantes sobre los cambios que estamos haciendo y los roles. Y creo que esto sólo es posible porque nunca les he dado con el ladrillo de la agilidad en la cabeza sino que hemos hecho un esfuerzo constante por ir explicando, demostrando y permitiendo a los demás seguir su propio proceso … pero siempre paso a paso y desde la total escucha activa, colaboración y mucho respeto.

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.