Aun a riesgo de que me tachen de extremista o poco flexible, soy muy reacio a hacer adaptaciones al framework de Scrum.

¿A qué te refieres con adaptaciones?

Es posible que en tu proceso aún no hayas conseguido que todo lo que marca la Guía de Scrum se lleve a cabo tal cual en cada. Quizá haya un equipo que aún no es capaz de ver la necesidad de una review. En algunos casos puede que haya gente que todavía no vea la necesidad de hacer correctamente una daily.

Yo veo esto como etapas simplemente del proceso de adopción de Scrum. En mi caso acepto cosas, sabiendo que no están bien, cuando sé que mientras puedo trabajar en algo que va a traer grandes beneficios al equipo o si sé que están en proceso de asimilar primero algo que les llevará a esa misma conclusión. Pero mi enfoque es siempre dejar claro que eso tendrá que evolucionar en un tiempo, que vamos a tener que revisitarlo y trabajar en ello.

No puedo cambiar todo de golpe ni obligar a todo a cabezazos. Ni puedo ni quiero. El cambio de ir paso a paso me ha funcionado muy bien y me parece que ayuda a la gente a asimilar en lugar de obedecer unas reglas. Sin embargo no hay que confundir aceptación con resignación. “No es el momento adecuado” no es lo mismo que “es da igual” o “la Guía de Scrum son recomendaciones”.

¿Por qué?

Sé que se me puede llamar inflexible, pero es que, en realidad, no son tantas cosas las que Scrum marca como necesarias para que funcione todo el proceso.

Es un framework ligero con muy pocas indicaciones concretas. Explica poco pero es firme y claro en lo que explica. Da reglas y razones para ellas. Expone qué se debe lograr con cada cosa y cómo.

Cada uno de esos roles, eventos y artefactos está ahí por muchas razones.

Dar por supuesto que un evento es opcional, que un rol no es imprescindible o que se puede alterar el orden de algunas cosas es, desde mi punto de vista, romper un delicado equilibrio que quizá no entiendes aún del todo.

Seguramente deberías hacer el ejercicio de reflexionar y ver si no estás, aunque sea sin darte cuenta, intentando cambiar el framework para no tener que cambiar tú, tu equipo o tu empresa.

Puedes llamarlo de otra manera. Ponle otro nombre o di cláramente que no te da la gana implementarlo en la forma en que está estudiado, probado y comprobado por miles de empresas, pero por favor, no lo llames “ser más flexible” o “adaptar Scrum”.

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.