¿Sientes frecuentemente que estás pisando terreno inexplorado en lo que haces aunque los demás perciben lo contrario? Enhorabuena, probablemente estés en continua evolución.

Te lo digo porque es algo que a mí me ha costado llegar a interiorizar pero, una vez lo he hecho, ha sido una auténtica inyección de paz y confianza. Verás, trataré de explicarme.

Muchas personas me dicen que les transmito una sensación de seguridad. Esto no es arrogancia, estoy hablando de lo que otras personas me han dicho. Que reciben la sensación de que soy alguien seguro de sí mismo. Sin embargo en el otro extremo estoy yo, que aunque doy mis pasos de manera efectivamente muy decidida, tengo muchas veces la sensación de estar pisando en vacío, de verme pequeño o de estar aprendiendo sobre la marcha. Y eso, inevitablemente produce miedos y dudas. Es cierto que cuando decido algo voy a por ello y rara vez abandono, pero por el camino me surgen siempre millones de dudas que antes veía como un lastre.

Por otro lado y para quien no me conozca, debería explicar que soy una persona a la que le apasiona el aprendizaje continuo, que necesita cada poco tiempo adquirir nuevas habilidades, investigar, experimentar consigo mismo, que ha cambiado varías veces de profesión y ámbito de trabajo… soy, si quieres verlo así, un enganchado al cambio y al aprendizaje. Tengo que estar siempre en evolución o siento que me marchito.

Y hasta hace poco, lo creas o no, yo nunca había hecho la conexión mental entre ambas circunstancias.

Voy a parar aquí para repasar un concepto que es importante antes de seguir. ¿Conoces el concepto de “zona de confort”?

Este vídeo lo he visto muchas veces desde hace tiempo y la verdad es que lo explica de maravilla.

Fue Núria Torres, Coach ejecutiva, quien me ayudó a hacer la conexión y cambiar por completo la percepción que tengo de esas inseguridades puntuales.

En el vídeo se ve claro ¿verdad? Ahora que lo sé, sí. Si eres una persona que habitualmente sale de la zona de confort e incluso más allá, vas a sentir habitualmente esas sensaciones de duda, de pasos en vacío y demás. Esto me ha ayudado a darme cuenta de que no se trata de inseguridades personales, sino de parte del proceso de cómo estás viviendo tu vida.

La sensación de liberación al comprenderlo fue alucinante. Ahora he aprendido a sentirme cómodo con la incomodidad y se ha convertido en parte de la gasolina que me mueve a evolucionar. He aprendido, siguiendo consejos de Nuria, a identificar estas señales y tomarlas como indicadores de que estoy en modo de aprendizaje.

Y lo que he decidido hacer es que ahora tomo conciencia de ello cuando ocurre (como parte de mi práctica de mindfulness) y pongo aún más atención en esos momentos porque sé que estoy ante una ocasión en la que voy a sacar algo nuevo, un nuevo hito. Abro los sentidos y la mente todo lo que puedo y me preparo para crecer con los que venga. Te animo a dar pasos hacia el vacío y hacer lo mismo. Asusta y llena a partes iguales.

Imagen destacada:

https://unsplash.com/photos/EV9Io66tDm0

Anuncios

One thought on “Lo positivo de pisar en vacío

Comments are closed.