Cuando empecé mi camino como Scrum Master, las retrospectivas fueron de las primeras cosas que tuve claro que iban a ayudar a los equipos Scrum a cohesionarse, a sentirse realmente un equipo y a interiorizar que el nuestro es un proceso de mejora contínua.

Sin embargo confieso que me agobiaba pasar tiempo preparando las retrospectivas. Tenía la sensación de que si alguien me veía imprimiendo o preparando material para algún ejercicio, pasando tiempo recolocando una sala para una dinámica concreta o cosas así, pensaría que estaba perdiendo el tiempo en tonterías y no sentaría bien.

La verdad es que alguna vez recibí incluso algún comentario incómodo de esos que sabes que van sólo medio en broma y que dejan caer algo que la persona no te dice directamente.

Todo esto me cohibía mucho y hacía estas cosas súper rápido y muchas veces sin terminar de hacer lo que realmente tenía pensado sino una versión mínima muy reducida.

El problema es que al hacer me dí cuenta de que estaba reduciendo mi capacidad de impacto, la efectividad de esas dinámicas y la posibilidad de hacer que los equipos sintiesen esto como mucho más que sentarse a evaluar.

A medida que veía que los equipo sacaban provecho de las retros, empecé a profundizar en el funcionamiento y a tomar conciencia de que si no hacía aquello que realmente iba a ser efectivo me estaba faltando al respeto a mí mismo, a mi rol y a los equipos. Esta toma de conciencia me ayudó a ganar mucha seguridad en lo que hacía.

Con el tiempo esa sensación desapareció. A día de hoy tengo la filosofía de que, aunque suene obvio, tengo que hacer lo que tengo que hacer. Si alguien no lo entiende o si a alguna persona no le gusta la idea, tiene toda la libertad de venir a comentarlo y le explicaré encantado el cómo y el porqué pero no dejaré de invertir en hacer mi trabajo cada vez mejor.

Ese cambio de mentalidad repercutió de manera espectacular en el resultado de las retrospectivas, en el feedback recibido de los equipos y en mi propia manera de facilitarlas.

Si estás en una situación parecida, te recomiendo tener mucho respecto por nuestra profesión y dedicar el tiempo y esfuerzo que necesites para preparar las cosas. Eres responsable de facilitar las dinámicas de pogreso de mucha gente y eso, por ser de mucha responsabilidad, no debe tomarse a la ligera. Ni por ellos ni por ti mismo.

Anuncios